Alma de la Ciudad

 

 

 

 

ALMA DE LA CIUDAD

 

El Matrimandir será el alma de Auroville y cuanto antes esté ahí mejor será para todos, especialmente para los aurovilianos.

Madre, 15.11.1970 

 

El Matrimandir está aquí para enseñar a la gente que NO es escapando del mundo o ignorándolo como realizarán al Divino en la vida. El Matrimandir debe ser el símbolo de esta verdad.

Madre, junio de 1971 

 

No es posible concebir la construcción del Matrimandir sin un trabajo simultaneo de yoga, individual y colectivo, por parte de sus constructores o, al menos, de un número importante de ellos. La frase de Sri Aurobindo “Toda la Vida es Yoga” no es sólo una idea conceptual sino un hecho palpable y muy relevante en el día a día del trabajo en el Matrimandir. Los incidentes o retrasos, los infortunios o los éxitos, deben entenderse como procesos de consciencia o, en su caso, lagunas de ignorancia. No hay un edificio que construir sino un nuevo mundo que manifestar, y estar involucrado en ello no es sólo un privilegio sino un reto, porque hay que pagar de sí mismo. 

Ruud Lohman explica en su libro Una Casa para el Tercer Milenio, refiriéndose al Matrimandir: "La verdadera aspiración y entrega son los verdaderos pilares, el silencio interior es la verdadera cámara secreta, la nueva consciencia es la esfera dorada..."

 

Podemos pensar que muchas de las simbologías que encontramos en el Matrimandir pueden ser fruto de la casualidad pero..., 

El Matrimandir está bajo la directa influencia del Divino y ciertamente Él hace las cosas mejor de lo que podríamos hacerlas nosotros mismos. 

Madre, Octubre 1971

El Dr. Mona realizó, para su tesis de arquitectura, un estudio de las proporciones de la pirámide de Giza, en Egipto, comparadas con las del Matrimandir. Llegó a conclusiones sorprendentes sobre la situación de la cámara faraónica en la pirámide y su similitud con la esfera de cristal en la Cámara Interior del Matrimandir y el loto en el centro del símbolo de Sri Aurobindo. Click aquí para saber más.

 

Ruud Lohman, en el libro ya citado, también nos explica la simbología de los pilares en que se sustenta el Matrimandir (Mahakali al norte, Maheshwari al sur, Mahalakshmi al este y Mahasaraswati al oeste, cuatro aspectos de la Madre Universal). También compara los distintos niveles del edificio con los chacras del cuerpo sutil humano, la esfera de la Cámara Interior con el ser psíquico y las rampas de acceso interiores, con los canales de energía sutil Ida y Pingala. Nos habla de la cuarta dimensión en el interior de la Cámara y de cómo, comparándolo simbólicamente  con el Supramental, el rayo de luz solar atraviesa todos los niveles (chacras) del edificio de arriba a abajo hasta los cimientos (subconsciente), más abajo que la propia estructura del edificio.

No podemos dejar de comentar algunas experiencias que algunos visitantes españoles nos han remitido:

J.L. se refiere al exterior del Matrimandir: “Es como un gran receptor-acumulador de energía. En internet se explican unos acumuladores que....”

T.L. también refiriéndose al exterior del Matrimandir: “Anda, pero si eso son un montón de antenas parabólicas. Esto está recibiendo frecuencias de todas clases, de todos lados...”

A.G. se refiere a la Cámara Interior: “En la Cámara hay una densidad tremenda y el silencio resulta ensordecedor...”

S.G. también se refiere a la Cámara Interior: “En la Cámara he notado un peso aplastante, es una sensación parecida a cuando el avión va a despegar...”

A.G. de nuevo, refiriéndose a la Cámara Interior: “Es como un alto horno, te ponen a cocer como al mineral y se separa la ganga del metal...”

 

Si alguien quiere experimentar por sí mismo ahí está, tan sólo recordar: 

No se irá allí para meditaciones conjuntas o cosas por el estilo, será un lugar de concentración. No todo el mundo podrá ir, habrá un momento de la semana o del día en que se permitirá la entrada a los visitantes, pero hay que evitar las mezcolanzas.  El resto del tiempo sólo para aquellos que vayan en serio, en serio y sinceros, que quieran realmente aprender a concentrarse.

Madre, 3.1.1970

El Matrimandir quiere ser símbolo de la respuesta del Divino a la aspiración humana hacia la perfección. La Unión con el Divino manifestándose en una unidad humana progresiva.

Madre, 14.8.1970

Un programa de búsqueda experimental de la Suprema Verdad. Una vida divina pero sin religiones. 

Madre, sin fecha.

 

 

Joomla Template by Joomla51.com