Unidades Comerciales

 

 

 

 

UNIDADES COMERCIALES

Las Unidades Comerciales, también llamadas Unidades de Producción, conforman el motor económico de Auroville. Estas unidades abarcan un amplísimo espectro productivo en todos los sectores.

Esparcidas por el Cinturón Verde se encuentran diversas huertas y granjas que producen hortalizas, frutas, algunos cereales, setas, leche y huevos así como madera para la construcción. Discipline, Aurogreen, Fertil Windmil o Revelation son sólo algunos ejemplos. Derivado de ello han surgido pequeñas industrias de productos lácteos  para la elaboración de quesos, yogures o leche uperizada. Otras elaboran pan, dulces y galletas incluso pasta italiana con base de trigo o de espirulina.

Otros sectores económicos importantes son el textil, el cartográfico o la cerámica: Unidades como Colors of Nature, Upasana, Auromode o Rangoli entre muchas otras confeccionan ropa de gran calidad con tintes y materiales naturales. Auropapers, Wellpaper, Lumiere, trabajan en cartón y papel de forma bellísima incorporando elementos vegetales naturales. Mandala, Dana o Kottakaray Pottery son algunos de los talleres de cerámica, no los únicos.

Quizás el sector que más llama la atención es el de ingeniería de sistemas alternativos. Unidades como CSR, Auroville Energy Products, LADS, Aurore o Aureka son un valioso ejemplo de ingeniería para las tecnologías alternativas y las energías renovables. Molinos de viento para el bombeo de agua y para generar electricidad, sistemas de biogás, sistemas fotovoltaicos, una cocina solar con capacidad para 2000 comidas diarias, vehículos eléctricos de dos ruedas, sistemas de depuración de agua y un largo etcétera, que ha hecho de Auroville un referente en toda India.

Fabricación de instrumentos musicales, dos estudios de grabación, varias editoriales, talleres para la manufactura de zapatos, tres unidades para la fabricación de inciensos y perfumes, restaurantes, casas de huéspedes, despachos de arquitectura, unidades para la construcción de edificios, taxis, talleres, agencias de viajes y toda una nube de artistas y artesanos dan una idea del dinamismo económico y creativo de Auroville. 

 

Trabajadores foráneos y los voluntarios

Auroville sobrepasa en muy poco los 2000 habitantes. Si tenemos en cuenta a los niños y jóvenes en edad escolar, a la gente mayor que ya no pueden realizar un trabajo, a muchas esposas de los tamiles autóctonos que se han incorporado a Auroville como ciudadanos y quedan como amas de casa sin realizar ninguna actividad económica y los aurovilianos que por alguna razón no se encuentran en Auroville a pesar de tener su residencia allí, quedan muy pocos residentes para realizar el trabajo que debe hacerse. Ésta es quizás la explicación más clara de porqué acuden a Auroville entre 4.000 y 5.000 personas del entorno vecinal a trabajar a diario.

Una simbiosis que ha producido grandes beneficios a ambos lados, pues Auroville sin la mano de obra de esos trabajadores no podría desarrollarse y, a la vez, estos aldeanos han conseguido un beneficio educativo y económico que sin Auroville sería impensable. El trabajo en Auroville resulta cómodo y bien remunerado en comparación con el entorno laboral circundante y se da educación gratuita tanto a los trabajadores como a sus hijos.

A pesar de que el país con mayor número de aurovilianos es India, sólo la mitad de ellos son tamiles y no todos son del entorno rural circundante. La mayoría de personas autóctonas prefieren venir a trabajar por un salario y regresar a sus casas y a sus costumbres.

Un grupo de jóvenes, reducido pero muy valioso, conforma el voluntariado. Suelen ser estudiantes de paises desarrollados que bienen a trabajar a Auroville por un periodo de entre dos meses y un año. Si bien su experiencia laboral no suele ser amplia; su entusiasmo, su aportación de nuevas ideas y su buena voluntad son un inmenso don para Auroville.

 

 

Joomla Template by Joomla51.com