Yoga Integral

 

 

 

YOGA INTEGRAL

 

 

El propósito central del Yoga Integral es la transformación de nuestra forma de ser, de pensar, de ver y de sentir que es superficial, rígida y fragmentaria, en una profunda y amplia consciencia espiritual, una existencia interna y externa integrada y una transformación de nuestra ordinaria forma de vida en un modo de vida divino.

Sri Aurobindo

Muchos aurovilianos, especialmente aquellos que han llegado atraídos por la dimensión espiritual de Auroville, paulatinamente, tratan de practicar y vivir el Yoga Integral descrito por Sri Aurobindo y a menudo se refieren a éste en sus conversaciones cotidianas. Damos pues a continuación una breve introducción al Yoga Integral, su implicación individual y colectiva, y su repercusión universal.

 

 

Objetivos del Yoga Integral

Sri Aurobindo describe la naturaleza humana como una compleja amalgama de diferentes deseos que surgen de los distintos planos de su existencia; pero, en su esencia, el ser humano es un "alma individualizada", o "ser psíquico" según su propia  terminología. Este ser psíquico es parte inseparable de la Divinidad, el ser esencial en el hombre que mora oculto en su interior lejos de la consciencia de superficie y de los diferentes planos de ser que lo envuelven.

Este concepto parece no diferir de otras tradiciones espirituales, pero en la visión de Sri Aurobindo el ser psíquico es la verdadera personalidad individual, opuesta al ego, que en un proceso evolutivo que implica todos los planos de existencia debe llegar a manifestar una Vida Divina en la Tierra, y en la Materia.

Para ayudar a la humanidad a participar conscientemente de este proceso evolutivo, Sri Aurobindo y Madre formularon una disciplina espiritual que llamaron Yoga Integral.

La palabra sánscrita "Yoga" connota unión, fusión con el Divino, y por yoga integral debe entenderse un método de apertura integral de toda nuestra consciencia, nuestra mente, nuestra vida, nuestra voluntad y nuestro cuerpo físico a la Realidad Divina, que culmine en una transformación de toda nuestra naturaleza a un estado "Supramental".

...Lo que nos proponemos es hacer descender el Supramental en tanto que poder y consciencia estable en el seno terrestre, dejar que actúe y se manifieste, de la misma manera que el Mental ha descendido en la Vida y en la Materia y ha trabajado como Poder de manifestación terrestre.

Sri Aurobindo , Cartas sobre Yoga

El yoga integral no busca la liberación de la vida y la renuncia del mundo en un cielo más allá, sino la transformación de la vida y del mundo; no una amputación de las distintas partes egoístas del ser, sino la transformación e integración de estas partes en una Naturaleza Divina.

Para la consecución de este laborioso proceso de transformación a través del yoga, Sri Aurobindo enfatiza no sólo el rechazo de los impulsos egoístas, la constante aspiración hacia el Divino y en general la disciplina de la tapasia (energía de acción activa en el yoga), sino también y de manera muy especial la completa "sumisión y entrega" a la Fuerza Divina Supramental, pues el proceso de transformación es demasiado grande para poder ser asumido por una consciencia individual limitada.

La personificación de esta Fuerza Divina, o"Shakti" como se la conoce en India, es vista por los discípulos de Sri Aurobindo como la acción de Madre en el mundo.

El Yoga Integral de Sri Aurobindo permite una inmensa libertad al individuo en el seguimiento del propio desarrollo interior, pues cada ser humano encarna en su ser psíquico una determinada naturaleza esencial que debe manifestar en el mundo. Esta necesidad de manifestación da relevancia, no sólo al trabajo interior sino, a la búsqueda de armonía y perfección en la vida y en el entorno material, pues esto facilita la penetración de la consciencia y la belleza en los planos más materiales, y evita la natural inercia en éstos.

El trabajo, incluido el trabajo material, resulta indispensable para el descubrimiento interior. Si uno no trabaja, si no pone su consciencia en la materia, ésta nunca se desarrollará... Poner orden alrededor de uno, ayuda a poner orden dentro de uno.

Agenda de Madre, 6.6.1970

 




Un Yoga Colectivo

El yoga de Sri Aurobindo no queda enmarcado en una realización individual sino que busca una transformación de toda la naturaleza terrestre. Para que la transformación sea completa este yoga debe ser colectivo y abarcar todo tipo de psicologías humanas.

Para que esta transformación tenga éxito, todo ser humano incluso todo ser vivo y su entorno material debe ser transformado...  No sólo un individuo o grupo de individuos, o incluso todos los individuos sino toda la vida debe ser transformada.

Sri Aurobindo según Vrekhem

Debe comprenderse que cada individuo que toma el camino del yoga representa una determinada dificultad psicológica que debe ser transformada, y si esta transformación tiene éxito su efecto se hace extensible a todo el conjunto humano que sintoniza con su particular arquetipo psicológico.

Podemos hacer un paralelismo con la teoría del científico evolucionista Rupert Sheldrake, que postula que "si un miembro de una determinada especie biológica aprende una nueva conducta, el campo morfogenético de la especie cambia, aunque sea ligeramente. Y si esta nueva conducta se repite de manera insistente su resonancia mórfica se consolida y llega a afectar a toda la especie".

La práctica continuada del yoga integral conduce a un punto en el que uno no hace el yoga para sí mismo sino, de manera automática e involuntaria, para todo el mundo.

Aceptando la vida, el practicante del yoga integral, debe asumir no solo su propio fardo, sino una gran parte del fardo del mundo en sintonía con él, como una prolongación de su ardua carga. Es por ello que este yoga adquiere una condición de batalla más que otros... No solo ha de conquistar en si mismo las fuerzas del egoísmo, la falsedad y la ignorancia, sino conquistarlas como representante de las mismas fuerzas adversas e inagotables que residen en el mundo.

Sri Aurobindo, Síntesis del Yoga

 



La Unidad Humana

En su libro "El Ideal de la Unidad Humana", Sri Aurobindo nos complementa la idea anterior de yoga colectivo. Para Sri Aurobindo el ideal de unidad humana se asienta en el hecho de que "detrás de todas las apariencias existe un Espíritu secreto, una Realidad divina, el Uno Satchidananda (Existencia, Consciencia, Bienaventuranza), en el que todos somos uno".

Así mismo nos dice que, si partimos de esta premisa espiritual de la unidad, entonces "tenemos el camino libre para la realización de los más elevados sueños humanos, para la sublimación de la raza, una perfecta sociedad y un ascenso evolutivo mayor del alma humana y de la naturaleza humana".

Pero una unidad humana basada en una mera creencia mental esta destinada al fracaso, pues ésta sólo puede llegar a realizarse en una progresiva realización espiritual de la unidad con todo el universo.

Debemos entender también que este ideal espiritual de unidad humana no significa una homogenización o una vía de uniformidad, muy al contrario, debe ser una unidad que ampare la diversidad esencial de toda la creación.

Para Sri Aurobindo cada individuo, en su ser psíquico, representa un aspecto único en la infinita diversidad del Divino, y el yoga integral es un proceso en el que el individuo debe manifestar la personalidad Divina que emana de su interior, y haciéndolo encuentra su lugar en la ordenada armonía de la creación Supramental.

Sri Aurobindo prevenía de que si este ideal espiritual de unidad humana no fuera asumido de una u otra forma, podría acarrear desastrosas consecuencias para toda la raza humana.

Es en este contexto de unidad humana en el que Auroville busca ser una sociedad espiritual donde los individuos puedan manifestar su ser psíquico y asuman ser un laboratorio vivo y un medio práctico de un proceso evolutivo humano.

 



Auroville en el Yoga Integral 

En innumerables formas y muchas veces con el desconocimiento de los propios actores, Auroville es un campo de experimentación en el trabajo de Sri Aurobindo y Madre para una transformación espiritual del mundo.

Madre en algunos mensajes especificaba que basta con la buena voluntad y la sinceridad para ser auroviliano, en la Carta de Auroville se lee que "para vivir en Auroville es necesario ser voluntario servidor de la Consciencia Divina". Sean o no los residentes de Auroville practicantes conscientes del yoga integral, es evidente que cada individuo tiene un rol que jugar en la transformación colectiva de la humanidad.

En el yoga espiritual y supramental la humanidad debe estar representada de manera amplia y diversa. El problema de la transformación debe asumir toda clase de elementos, sean éstos favorables o desfavorables, pues el propio ser humano lleva consigo una mezcla de estos elementos. Si tan solo los hombres sátvicos (virtuosos) y cultos hicieran yoga, hombres sin grandes dificultades en el plano vital, las dificultades del plano vital en la naturaleza terrestre no serían enfrentadas, y éstas  podrían desbaratar todo el esfuerzo realizado.

Sri Aurobindo, Cartas sobre Yoga

Así pues, Auroville puede verse como una representación microcósmica del mundo y debería infringir un efecto transformador en el amplio macrocosmos mundial, pues al constituirse como una ciudad, a diferencia de un grupo, comunidad o de aldea, resulta una unidad colectiva suficientemente amplia como para albergar toda la gama de actividades humanas que de ello se derivan. Si estas actividades se asumen, no en base a un deseo personal sino en un espíritu de yoga, resulta factible que una transformación espiritual de la vida humana pueda tomar forma.

Quizás el que Auroville fuera fundada en un lugar con entorno ambiental degradado y en un medio rural pobre de India, tenga también un simbolismo transformador.

La disposición estructural de la ciudad es en si simbólica. Un edificio central, el Matrimandir, considerado el alma de la ciudad y su fuerza de cohesión, erigido a la Madre Universal, la Shakti, el aspecto dinámico de la divinidad en su Poder de manifestación, evolución y transformación.

El principio de unidad y diversidad inspirado por Sri Aurobindo se expresa en Auroville a través de una gran diversidad de razas, culturas y psicologías dispares conviviendo de manera armoniosa.

Al igual que los individuos, en la Zona Internacional de Auroville, cada grupo continental y nacional tiene un rol específico que jugar, pues cada nación, a través de su historia y su cultura ha desarrollado un caracter y un "alma" propia que debe manifestar.

... la idea más importante es que la unidad de la raza humana nunca se lleve a cabo mediante la uniformidad, la dominación o la subyugación. Tan solo una sintética organización de todas las naciones, cada una ocupando su verdadero lugar de acuerdo a su propio genio y acorde a la parte que debe jugar dentro de la totalidad, puede traer una comprensiva unificación que tenga alguna suerte de éxito.

Madre, Collected Works 13

  

 

 

Joomla Template by Joomla51.com